lunes, 23 de abril de 2012

¿Machista el hombre?

Por Denis María Reyes

Solemos decir que los hombres son machistas ¿Ellos -digo yo-? ¡¡¡No!!! Machistas somos las mujeres a la enésima potencia, porque ¿quién nos obliga a soportar sus maltratos?

Millones de mujeres en el mundo, son lastimadas a diario por sus maridos, pareja o conyugue ¿Con qué derecho si somos tan capaces como ellos? Y… ¡cuidado con algunas!

Según registros de Naciones Unidas, al menos el 25 por ciento de las mujeres al ser obligadas a la actividad sexual sin su consentimiento, han sido violadas alguna vez en su vida. En tanto, algunas publicaciones aseguran que a unas 120 millones de féminas les fueron mutilados sus genitales.

Resulta arcaico que en pleno siglo XXI una cantidad excesiva de mujeres toleren las humillaciones de sus parejas, cuando en los roles sociales son tan competentes como los del género opuesto; inverso a las ideas de algunos que aseguran que está probada la inferioridad femenina, alegando que hay más hombres dirigentes, científicos, diplomáticos, presidentes, catedráticos, con alta categoría profesional, que mujeres.

Pero, pregunto ¿Cuántos hombres llevan en su vientre una criatura durante 9 meses, cuántos la amamantan, cuántos guían a sus hijos durante toda una vida; y además desarrollan las tareas hogareñas y sus responsabilidades como estudiantes o profesionales? Las respuestas sobran.

Aún así las mujeres siguen siendo consideradas por muchos y en algunos países, como un simple objeto sexual que incluso ultrajan a su antojo. Mundialmente –según revelan fuentes autorizadas- del 25 al 75 por ciento de las mujeres son lastimadas físicamente: reciben puntapiés, bofetadas, puñetazos y hasta son amenazadas con cuchillos y armas de fuego; amenazadas, heridas o ultimadas.

Igualmente ilustra la crueldad de algunos hombres, el maltrato que les propinan a sus mujeres, incluso cuando llevan en su vientre el fruto de su unión carnal; es que, nadie podría pensar que la preñez de la agredida es el resultado de un gran amor.

Dentro de las sociedades las mujeres desempeñan iguales roles que los hombres; exceptuándolas únicamente de los que requieren una mayor fortaleza física, lo que es aprovechado por algunos hombres para discriminar a las féminas aduciendo que son inferiores.

Decía al comenzar la reflexión ¿Machista el hombre? ¡¡¡No!!! Machistas nosotras, y no lo dude. Machistas por aguantar, por permitir que nos golpeen, por dejar que nos desprecien, cuando, además de las leyes que nos protegen en muchos países, como sucede en Cuba, admitimos sin revelarnos que nuestras parejas nos abusen impunemente.

Amigas, el amor es cosa de dos ¿Se entiende? Y si no es así, mejor anida en otros brazos que seguramente esperan por ti para darte todo lo que se te ha negado hasta ahora.

Tu mal tiene cura ¿Por qué no? Si igual –excepto el sexo- posees todo lo que tienen, no obstante, los ¡benditos hombres! Pero, no por eso, les permitiremos sus abusos, menosprecio, engaños.

¡Redímete, pues! Emprende un nuevo vuelo y ve al encuentro de la verdadera felicidad que quizás esté a la vuelta del próximo amanecer.

23/04/12
Publicar un comentario