viernes, 25 de febrero de 2011

Por “mea culpa, mea máxima culpa” el mundo desaparecerá

Por Denis María Reyes
Porque la amo, soy su fiel defensora. Caminamos sobre ella, nos dio vida y sustento, pero no por eso será eterna esclava. La tierra nació hace unos  4550 ó 4570 millones de años, según cálculos científicos, pero podría sucumbir en sólo horas envenenada por las ponzoñas de monstruos, con camuflaje de hombres que apuntan a la vida con un inadmisible arsenal atómico.  

De la madre tierra brotó cuanto se necesitó para que la vida creciera, al tiempo que robustecía el espíritu conquistador de los humanos con tanta fuerza que hoy hasta pueden destruir naciones enteras ambicionando fortunas naturales o no, que ya tienen dueños.
 
Porque aprendí a querer los bosques, el río, los lagos, la mar; la noche y al día, el viento, las nubes, la lluvia, al sol y la luna; y todo lo que simboliza la vida, lucharé contra las actitudes insensatas que amenazan con destruir al mundo y sus riquezas.

Apenas este cuerpo, el suyo, representan un minúsculo grano de arena, pero unidos podemos formar la gran legión humana que detenga el desatino de los que con voracidad insaciable amenazan a la gente y a su medio.

En defensa de la humanidad y en la continuidad de su lucha por demostrar que “un mundo mejor es posible” Fidel Castro, el Líder de Cuba, acotó en una de sus Reflexiones: ¨…ya no es cuestión de  Patria o Muerte; realmente y sin exageración, es una cuestión de Vida o Muerte para la especie humana. ¨

Quiero la tierra tan pura para mí como para los congéneres que no conoceré pero que podrían maldecir o agradecernos por el mundo que dejamos para ellos; si es que le concedemos la posibilidad de nacer, crecer y vivir en este prodigioso planeta de hoy y de mañana… quizás, porque los desenfrenados odios de hoy, amenazan con adelantar su deceso.

La tierra fue mutando de un período a otro por grandes cambios climáticos y lo seguirá haciendo porque el tiempo no pasa sin dejar huellas, pero ¿Por qué apresurar su muerte natural con guerras y malos tratos?

El hombre es responsable de la declinación del medio y del calentamiento global que hoy se le encima a la humanidad. Hoy nadie duda eso.

Si no cuidamos nuestro Planeta Tierra, el único habitado -hasta lo que se sabe- en el inmenso universo plagado de millones de estrellas vacías, los humanos tendrán que decir un día: `Por mea culpa, mea máxima culpa’ el mundo desaparecerá del paradisíaco éter.

25/02/11
Publicar un comentario