jueves, 25 de noviembre de 2010

El mundo caerá como un castillo de arena

Por Denis María Reyes
                           
Como granitos de arenas que se desprenden de su castillo saldrán a volar por el espacio el hombre y sus maravillas ¡Qué derroche de inteligencia por ignorar las predicciones de los congéneres que saben ver más allá del presente!

La humanidad va hacia un descalabro, que no obstante, puede detener con su andar prudente, pero su inmersión en las trivialidades de la vida no le deja ver que la muerte acecha.

El cambio climático es una realidad que ya palpan los seres humanos. Se aprecia en los alteraciones de la temperatura de la tierra y sus océanos, en sus reservas naturales, en los resultados de los cultivos, en los deshieles de grandes extensiones de áreas congeladas, hace siglos, que ya amenazan con fragmentase.

Científicos de más de 60 países han desarrollado estudios en la región Ártica  y la Antártica y en opinión de algunos, como el español Jerónimo López Martínez, el impacto en los polos gravitará sobre todo el planeta.

Según la mayor investigación desarrollada en las regiones polares durante los últimos años, en la que participara el eminente científico, la gravedad del cambio climático es peor de lo que se calculaba.

El hielo acumulado durante 35 millones de años en la Antártica - afirman connotadas personalidades de la ciencia- si alguna vez llega a licuarse, sería suficiente para elevar el nivel de los mares en 57 metros ¿Cuántas Isla, cayos, pueblos y ciudades desaparecerían?

Este es sólo un ejemplo de lo que acaecerá en el hermoso planeta de europeos, asiáticos, africanos, americanos, de la familia humana, que en fin, es una sola.

Es tiempo de que las naciones pongan todo su poderío al servicio de la humanidad por su propio bien, si no quieren que su mundo caiga tan raudo como un castillo de arena.
24/11/10.
Publicar un comentario